MASCARILLAS PARA UNA NUEVA REALIDAD

Las mascarillas han entrado a formar parte de nuestras vidas. Ya sea para contener una pandemia o para protegernos de las partículas tóxicas de la polución, las vamos a usar cada día más en determinadas circunstancias, como para ir al cine, al supermercado o a un evento deportivo.

“Maldito Bicho” nace para hacer más fácil la transición a esta nueva realidad. O al menos más cómoda y agradable.

Nuestra actitud ante la nueva realidad tras la pandemia es optimista. Creemos que proteger nuestra salud y bienestar mediante el uso de mascarilla no tiene por qué ser algo incómodo o desagradable. Para nosotros una mascarilla es como unas gafas de sol, que protegen nuestros ojos de los rayos UV, pero que pueden ser además un complemento de moda.

Queremos ayudar a que nuestra vida se parezca lo máximo posible a lo que era antes del confinamiento. Y si para eso tenemos que utilizar mascarilla, pues lo hacemos, pero lo hacemos con estilo y comodidad, y de paso contribuimos a paliar en la medida de nuestras posibilidades los efectos de la crisis, pues donamos el 20% de los beneficios al Banco de Alimentos.

Comodidad

Si has utilizado mascarilla durante el confinamiento, habrás notado que no están diseñadas para ser cómodas. Por eso nuestra prioridad es la comodidad, para que utilizar mascarilla no suponga un sacrificio.

Protección

Nuestras mascarillas contribuyen a luchar contra la propagación de virus y bacterias y protegen de la polución. Algunas permiten además incluir un filtro KN95 desechable para mayor protección.

ESTILO

Creemos que la protección no tiene que estar reñida con el estilo. Por eso nuestras mascarillas te ayudarán a verte bien mientras cuidas tu salud. Disponemos de varias tallas y colores para que encuentres tu mascarilla ideal.

Nuestro Compromiso

20% de los beneficios al Banco de Alimentos

Queremos poner nuestro granito de arena para paliar las consecuencias de la crisis causada por la COVID19. Por eso, donaremos el 20% de los beneficios de la venta de mascarillas al Banco de Alimentos.

Fabricación

Producción segura